miércoles, 13 de abril de 2016

Llora el tango la pérdida de uno de sus máximos íconos: murió Mariano


El reconocido pianista Mariano Mores falleció a los 98 años

Icono del 2x4 rioplatense, a lo largo de su vasta trayectoria, Mores se destacó en el campo del tango y como arreglador y director de orquesta, con lo que se consagró gracias a una serie de conciertos celebrados en el Lincoln Center de Nueva York, así como sus participaciones al frente de la Orquesta Sinfónica de Londres y la orquesta Sinfónica de Montevideo, Uruguay.
Su nombre verdadero era Mariano Alberto Martínez y nació el 18 de febrero de 1918 en el barrio de San Telmo, en Buenos Aires. A los siete años, cuando vivía en Tres Arroyos, comenzó a estudiar piano clásico, pero su profesor no quiso tenerlo como alumno. Más tarde, se mudó con su familia a Buenos Aires y retomó las clases. Luego, estudió en el conservatorio D'Andrea y se recibió de profesor de teoría musical, solfeo y armonía. En 1929, se mudó con su familia a España y obtuvo una beca en la Universidad de Salamanca donde se perfeccionó como pianista clásico. En 1935, regresaron a la Argentina.
Cuando tenía 18 años, falleció su padre y se complicó la situación económica de su familia. Consiguió trabajo como pianista en el Café Vicente de la calle Corrientes al 900. En 1936, conoció a Myrna y Margot Moragues, que integraban un dúo llamado las "Hermanas Mores". Se sumó al grupo como pianista y al ser conocidos como "Los Mores", adoptó ese apellido para su nombre artístico. Comenzó una relación sentimental con Myrna, con quien un tiempo más tarde contrajo matrimonio y tuvieron dos hijos, Nito y Silvia. Inspirado por este amor, surgió el primer tango, Cuartito azul, al que Mario Battistella le compuso la letra.


Luego, empezó a trabajar junto al reconocido artista Francisco Canaro y se sumó a su orquesta desde 1938 hasta 1948. Muchos de sus tangos se hicieron famosos a nivel mundial, como En esta tarde gris y Gricel, temas que compuso junto a José María Contursi; y Uno, que escribió junto a Enrique Santos Discépolo y se transformó en uno de los tangos más difundidos de la historia. Otros temas que lograron mucha popularidad fueron Cristal (Contursi), Adiós pampa mía (Canaro) y Sin palabras (Discépolo).

Tras independizarse de Canaro, trabajó en la pantalla grande y participó en diversas películas como La doctora quiere tangos (1949), Corrientes, calle de ensueños (1949), La voz de mi ciudad (1953) y Buenas noches, Buenos Aires (1964). En teatro, produjo revistas como Buenos Aires canta al mundo (1966) y Yo canto a mi Argentina (1973).
Cuando formó su propia orquesta, debutó en la sala del Teatro Presidente Alvear. Su primer cantor fue su hermano Enrique Martínez, con el seudónimo de Enrique Lucero. Por su agrupación pasaron diversos vocalistas como Carlos Acuña, su hijo Nito y Hugo Marcel. Cosechó grandes éxitos con su orquesta de corte sinfónico, en la que predominaba el piano. En 2000, fue nombrado como el mejor compositor de tango del siglo, y su tema Taquito militar fue elegido como la mejor milonga.

A lo largo de su extensa carrera también conformó un grupo artístico que se llamó La familia Mores, integrado por su esposa Myrna, su hermano Enrique Lucero, sus hijos Nito y Silvia, su nieta Claudia, su nieto Gabriel y su sobrino Daniel. Además, en Canal 9 realizó con sus familiares un programa musical que tuvo mucho éxito.

Luego de haberse convertido en una de las figuras artísticas más destacadas del tango a nivel internacional, Mariano Mores anunció su retiro a los 93 años y realizó dos conciertos en mayo de 2011 en el Teatro Gran Rex. Mientras que el 21 de febrero de 2012 realizó el traspaso simbólico de su batuta a su nieto Gabriel en el recital de despedida que se llevó a cabo en el teatro Auditorium de Mar del Plata.